Niñas de danzas avanzan en sus clases y ya tenemos dos becadas para competencias en diferentes instituciones.

El Once Caldas beca a nuestros deportistas Betania al margen de la educación deportiva de nuestros niños y niñas de San Sebastián
4 abril, 2017

Karen Michael Cuartas, Daniela Nieto y Mariana Díaz, han estado desde que inició el proceso hace 3 años, las dos desde el primer día han demostrado ser muy buenas bailarinas. Durante este tiempo han crecido en cuanto a su disciplina, técnica y comportamiento. Ellas enseñan a sus compañeras y son líderes en el grupo.

En Vértigo se encuentra becadas Karen y Mariana, con un año gratis de clases. El director de la academia, las vio bailar en una de sus clases habituales y quiso darles este privilegio.

El proceso ha tenido una buena ejecución, la escuela de Danza educa a niños y niñas del sector de San Sebastián, tiene como profesor deportivo a Johnny Berrio, quien da su entrenamiento 3 veces a la semana por el periodo de un año. “El trabajo debe de ser consecutivo, disciplinado y cargado de valores para que las niñas tengan éxito en el futuro”, explica el profesor Johnny.

Gracias a la ayuda de la Fundación Obras Sociales Betania y un padrino patrocinador, es posible que el proyecto como la escuela de danza, tenga por ahora una historia que contar.

Al principio las clases comenzaron a darse en el templete del barrio de San Sebastián, bajo unas carpas, Johnny y sus alumnas hacían el entrenamiento. Poco a poco el proyecto siguió avanzando y gracias a un convenio con la Alcaldía de Manizales, tanto niños de fútbol como niñas de danza, pueden tener sus clases en el polideportivo, que fue instalado en el barrio para uso exclusivo de actividades como estas. Ahora, entrenan en un espacio seguro, cómodo y bajo techo. Hasta la fecha las niñas han aprendido ritmos latinos, hip hop, pop y folclórico.

Las niñas de la Escuela de danzas se preparan para un concurso a finales de Junio en la escuela de danzas Atrévete; y para otro en la escuela de danza Vértigo, el 29 de Julio.

“Con Vértigo hemos estado conectados y están promoviendo grupos de baile en escuelas, barrios, colegios para que estos procesos se hagan realidad. Las niñas tienen las coreografías preparadas, ahora estamos perfeccionando la técnica. Estamos tratando de aumentar mucho más los ensayos para que progresen con todo lo relacionado al baile”. Explicó el entrenador.

La idea con los proyectos que avanzan en la Fundación es que las niñas puedan salir de su zona de confort y demostrar sus talentos en otros espacios diferentes a los de su cotidianidad. Queremos que le den buen uso a su tiempo libre, por eso la idea de ampliar nuestros entrenamientos y programar diferentes presentaciones al mes.

Buscamos que este proyecto se replique en varios puntos vulnerables de la ciudad, poder poner a nuestras niñas como ejemplo, para que otras, en su tiempo libre, puedan hacer lo mismo o dedicar su atención en actividades que mejoren su calidad Humana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *